La selección de Chile revalidó el título continental conseguido un año atrás en su país. Se trataba de la Copa América Centenario en Estados Unidos, la primera disputada fuera de de Sudamérica.  El rival de la final sería el mismo que en 2015, la Argentina de Lionel Messi.

Dirigidos por el argentino Juan Antonio Pizzi, el título de Chile en la Copa América 2016 significa la consolidación de una generación brillante de jugadores, liderados por Arturo Vidal o el delantero del Arsenal, Alexis Sánchez. El primer partido del torneo iba a ser una derrota precisamente frente a Argentina, después sendas victorias a Bolivia y a Panamá allanarían el camino de los cuartos de final. Ya en las eliminatorias directas, la selección chilena le iba a endosar una goleada histórica al conjunto mexicano. Siete goles a cero. Colombia también sucumbiría ante los de Pizzi y se llegaba al punto en el que empezó todo: Argentina. Esta vez en la final.

Parecía la final de las revanchas para Messi y compañía, que habían perdido una final contra Chile el año anterior y otra contra Alemania en el Mundial 2014. Pero la nueva derrota sería un proceso doloroso, definida en los penaltis. No hay gloria para Messi con Argentina, que falló en el momento clave. Para Chile, toda la que cabe con ser bicampeón de América.

 

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here