Jugadores del Real Madrid celebran con la Copa de Europa. RTVELos malos resultados de Rafa Benítez en el banquillo del Real Madrid obligaron al presidente Florentino Pérez a jugarse el as bajo la manga que escondía. El 4 de enero de 2016 Zinedine Zidane era presentado como nuevo entrenador del conjunto blanco. Hombre insignia de la casa pero con poca experiencia en las zonas técnicas.

Con Zidane no llegó una revolución táctica pero sí un cambio de actitud notable. Conocedor del vestuario blanco y su frágil bienestar, el francés consiguió motivar a un equipo que tiene calidad de sobra y que la ha demostrado. Desde su llegada, el equipo ha conquistado tres títulos (todos con una prórroga de por medio) y ha superado el récord de partidos sin perder en la historia del club.

Sí la décima Copa de Europa para el Madrid se convirtió en una obsesión, la undécima llegó casi sin querer en una réplica de la final de Lisboa, contra el Atlético de Madrid en Milán. En la tanda de penaltis, Cristiano Ronaldo sellaría una nueva Champions para los merengues. La Supercopa de Europa la ganarían tras un heroíco gol de Dani Carvajal en la prórroga frente al Sevilla. Para culminar el año, los de Zidane conquistaron el Mundial de Clubes frente al Kashima japonés.

El juego del Real Madrid de Zidane no es el más brillante que se haya visto en Chamartín, pero ha recobrado el aura de equipo legendario e imbatible, sobre todo si Sergio Ramos cabecea córners después del minuto 90.

 

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here