El 19 de diciembre de 2005 el brasileño Ronaldinho Gaucho fue ovacionado por la grada del Santiago Bernabéu tras una exhibición de calidad y buen fútbol. El gesto de la grada blanca ha pasado a la historia de los clásicos y se antoja difícil que vuelva a ocurrir.

El FC Barcelona derrotó por 0-3 al Real Madrid pero más allá del resultado, lo realmente destacable fue el partido de Ronaldinho, que se vistió de genio sonriente para deleitar a los que gustan del fútbol. En sendas arrancadas por la izquierda, el brasileño iba dejando adversarios con la sensación de ir patinando por la cancha, se plantó en el área de Casillas y definió colocando, una a cada palo. 

Una gran parte de la afición merengue, dolida pero reconocedora del buen juego, se levantó a aplaudir la genialidad del carioca. 

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here