Debate de la primera sesión del Thinking Football con el periodista Andy Mitten y el ex-jugador David Gray
Debate de la primera sesión del Thinking Football con el periodista Andy Mitten y el ex-jugador David Gray

(BILBAO)

Nos vemos obligados a escribir estas líneas en plena euforia sevillista por haber logrado su pase a la final de la Europa League en el último suspiro en Mestalla. Estamos lejos de allí, sin embargo. En una taberna situada en el corazón del Bilbao celebrando el día Internacional del Trabajador.

El fútbol se convirtió hace tiempo en el mejor embajador del ocio. Este jueves también lo hizo, aunque se presentó en un formato distinto al habitual: en gran pantalla, con proyector de cine y sin una butaca libre en la sala BBK.

Volvió por tercer año el ‘Thinking Football’ (segundo en su denominación ‘Film Festival’). Y lo hizo en un día gris, con amenaza de lluvia y ligero viento. Ambiente tan vasco como británico, país del que proceden y tratan los dos documentales con los que ha arrancado el festival.

Ahora que el mundo se ha solidarizado con el gesto de Dani Alves en el Madrigal (#SomosTodosMacacos) en contra del racismo, no vino mal recordar la historia de Laurie Cunningham. El documental ‘First Among Equals: the Laurie Cunningham story’ de Ben Turner descubre lo que representó en la época de mediados de los ’70 en Inglaterra ser un futbolista de color.

Carismático bailarín, además de futbolista, Cunningham se convirtió en icono de la apertura racial en el deporte. Disfrutaron de su talento equipos como West Bromwich Albion, Real Madrid o el Wimbledon, siendo el único destello de calidad en aquel ‘crazy gang’ que lideraba Vinnie Jones.

La jornada siguió con ‘The Class of 92’, largometraje de Benjamin Turner y Gabe Turner, que narra la formación del conjunto histórico que culminaría una época dorada con la consecución  del triplete.

El Manchester United se desprendió de sus mejores jugadores y necesitaba fichar  nuevas estrellas, pero no lo hizo. Alex Ferguson decidió utilizar a seis jóvenes canteranos (Gary y Phil Neville, Nicky Butt, Paul Scholes, David Beckham y Ryan Giggs) que habían convivido desde las categorías inferiores. ¿El resultado? FA Cup, Premier y Liga de Campeones con su victoria al Bayern en la final de 1999 en el Camp Nou. Se consolidó el auge de la sociedad británica y los ‘red devils’ tomaron el relevo del Liverpool.

Para cerrar el primer día de festival el periodista Andy Mitten y el ex-jugador David May (integrante de aquella plantilla) fueron protagonistas del coloquio posterior. El central valoró aquella gesta: “Nadie lo ha hecho ni antes ni después que ellos. La cantera jugó un papel fundamental porque los jugadores sentaron las bases pero la suerte ha jugado un papel muy importante. Fueron todos jugadores internacionales y en cuestión de cinco años ’94 se hicieron experimentados”.

La dificultad para encontrar explicaciones lógicas a sucesos tan extraordinarios es grande. La deMay es ésta: “Cuando  varios jugadores se han criado en ambientes difíciles, el hambre y las dificultades en la vida pasan al fútbol ese hambre por conseguir las cosas”. Inconscientemente, en sus declaraciones, el exjugador británico dio la que puede ser la clave más importante: amar unos colores. “Todo chico sueña con jugar al fútbol profesional y, después, jugar en United. Yo he hecho ambas”.

Ver el programa del Festival

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here