heroes bajo los palosEn un viernes desapacible, lluvioso como si se tratara de cualquier ciudad británica, se citaba a las 19:30 en la planta baja de la librería Rafael Alberti para la presentación del libro Héroes bajo los palos de Javier Sanz y editado por T&B. Al evento acudieron el sociólogo Lorenzo Díaz y José Antonio Martín Petón, escritor del prólogo del libro.

En una sala llena de grandes amigos y más de un curioso; Lola, alma de la librería, abrió el coloquio con la Oda a Platko de Rafael Alberti, provocando el aplauso de todos los presentes. El guante lo recogió el ex jugador, representante de jugadores, comentarista y gran ‘cuentahistorias’ como es Petón, rellenando los huecos en la historia de Alberti con el fútbol, y lo tremendamente inspiradora que fue aquella final de copa del año 28 entre el FC Barcelona y la Real Sociedad.

Con la audiencia embelesada por los relatos del ex atlético, este se adentró en la figura central del libro, el portero. Destaca las rarezas y particularidades de esa posición del campo y de quien la ocupa, como bien dice “el portero es un tipo singular; ese verso suelto que es el portero en un equipo”.

El relato prosigue y lleva a una cuestión sabida por todos aquellos que han formado parte de un equipo de fútbol, sea del nivel que sea, los porteros son gente extraña, o como bien dice Petón “los porteros no están locos, se grillan del todo», es en este momento cuando el autor del libro, y ex portero del Sigüenza en sus mejores años, entra en acción y lo ejemplifica con el escorpión de Higuita en Wembley.

Los porteros son diferentes al resto, se llevan bien entre ellos, son como un clan y se protegen entre ellos, mientras que los demás jugadores desean que a su competidor le vaya mal, prosigue Petón con su relato sobre la singularidad del arquero. Una presentación que se asemeja a una clase magistral sobre el puesto de guardameta, pero que de repente da un giro radical en el momento en el que el micrófono le llega a Lorenzo Díaz, habitual tertuliano en el programa de Carlos Herrera en Onda Cero.

El periodista manchego impregna de humor toda la presentación y desde este instante nadie de los presentes deja de reír en ningún momento. Tras alabar la calidad del trabajo de Javier Sanz, y del gran aspecto sociológico que cubre el libro, inicia un particular show salpicado de grandes ‘perlas’ como: “Soy un esteta de la derrota, del portero fracasado” o “ el momento en el que fui más feliz, fue en París cuando se le coló el balón entre las piernas a Arconada”.

El comunicador continúa divagando y ejerciendo de periodista al iniciar un interrogatorio que deja caer sobre el autor. Javier Sanz. El profesor de Historia de la Medicina de la UCM entra en el juego y sigue adelante en la presentación, una presentación alegre, distendida y de una comicidad superior a lo esperado. Según Javier Sanz “para hablar de porteros, hay que ser portero”; el autor de la obra no se moja cuando le piden el nombre del mejor portero de la historia de España, y cuenta que el último portero de leyenda es Iribar.

Tras el interrogatorio y con el público atento y entregado a la causa, vuelve a cobrar protagonismo Petón y sus historias; cómo Zamora estuvo a punto de ser fusilado por ambos bandos de la Guerra Civil Española, o el porqué del número decimal de Carlos Alberto Roa, ex portero del Mallorca.

El libro es un ensayo sociológico sobre la figura del guardameta. “El portero siempre tiene la culpa, es el que tiene la llave de la puerta”, dice Javier Sanz. Todas estas afirmaciones encuentran sus explicaciones en un libro entretenido e indispensable para cualquier amante del deporte rey; pero si encima estás tan mal como para ser portero, sería imperdonable no tener Héroes bajo los palos en tu estantería.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here