jupp heynckes
Fotografía de Doha Stadium Plus Qatar. Licencia CC BY 2.0

La historia comienza un 9 de mayo de 1945 en Mönchengladbach, allí se forja uno de los entrenadores más relevantes y personales que ha dado el fútbol. Como jugador pasó la mayor parte de su carrera en el Borussia Mönchengladbach, donde ganó cuatro campeonatos nacionales y una Copa de la UEFA. También integraría el plantel del seleccionado nacional de Alemania que ganó la Eurocopa de 1972 y el Mundial de 1974. Pero sin lugar a duda, sería en los banquillos donde Josef, más conocido como Jupp Heynckes, conseguiría una dilatada trayectoria y sus principales logros.

Heynckes también es conocido como Osram, en referencia a un fabricante alemán de iluminación. Cuando se encuentra nervioso, bajo presión o agitado, su cara se enrojece llegando a asemejarse a una bombilla.

TRAS LOS PASOS DE LATTEK Y ESTANCIA EN BILBAO

Siempre se caracterizó por ser una persona solitaria y así se pudo ver en varias ocasiones. Al finalizar su carrera como futbolista, decidió permanecer en las filas del Borussia Mönchengladbach,  esta vez como entrenador (1979-1987), ocupando el lugar que dejaría el entrenador más laureado y prestigioso de la historia del fútbol alemán, Udo Lattek.

En su primera temporada conseguiría ser subcampeón de la UEFA perdiendo la final ante el Eintracht Frankfurt. Después de ese gran comienzo, Jupp Heynckes no lograría grandes resultados. En su mejor temporada conseguiría ser finalista en la copa de Alemania y un tercer puesto en la liga. En 1987 dejaría al Borussia para dirigir al Bayern Múnich, volviendo a ser el sucesor de Lattek.

Para la temporada ’92 el alemán fue contratado para ser el entrenador del Athletic de Bilbao. Sus resultados no fueron del todo buenos, ya que logró una octava y quinta posición respectivamente, y una clasificación para la UEFA. Aun así Jupp destacaría por su juego: buscó tener mayor poder ofensivo.

Heynckes quiso eliminar el famoso ‘patadón’ y que la base de su juego fuera el pase corto. También dio mucha importancia a la cantera. Julen Guerrero, que venía de hacer grandes temporadas en el equipo juvenil, fue uno de los beneficiados. No hay duda que el Athletic marcó al técnico alemán. Siempre que tiene la oportunidad se acuerda del Bilbao, de su gente y su ciudad: “Llegué sin hablar ni una palabra de castellano, pero me recibieron como a un vasco más. Durante el tiempo que pasé en Bilbao me di cuenta de la grandeza del Athletic”.

TENERIFE, REAL MADRID Y VUELTA A SAN MAMÉS

Tras un paso fugaz por el Eintracht Frankfurt, el alemán se dejó ver por las Islas Canarias para ser el nuevo técnico del Club Deportivo Tenerife. Allí se guarda buen recuerdo de Osram. En parte porque logró una semifinal de la UEFA dejando en el camino a equipos como la Lazio o el Feyenoord. Aparte de ello, el ‘milagro del Tenerife’ consiguió igualar el mejor puesto conseguido en primera división, quedando quinto. Heynckes comparte con Valdano el récord de partidos del club canario dirigidos en la máximo categoría, 84.

Más tarde pasaría a ser el primer técnico alemán del Real Madrid. El club llevaba 32 años sin ganar laChampions. Sin embargo, bajo sus órdenes, los merengues consiguieron su séptima Copa de Europa en Amsterdam derrotando a la Juventus.

Días después del logro se llega a la decisión que, dado el flojo rendimiento en Liga (4º clasificado) y los problemas internos en el vestuario, debía abandonar el club. Cosa que hizo a su manera, justo como había festejado la séptima del Madrid, en solitario.

“Tenía mentalidad alemana, distante y eso en España no es fácil de que funcione. Lorenzo Sanz quería un entrenador más duro, que manejara mejor el vestuario. La verdad es que tuvo mérito lo que hizo ese Real Madrid y él tuvo gran culpa de ello”, afirma Davor Suker sobre Jupp, que estuvo a sus ordenes durante su mandato en el club blanco.

Fue a dirigir la última temporada del siglo XX en el ‘Estádio da luz’ como local, pero su breve estancia en el SL Benfica lo regresó al País Vasco para dirigir al Athletic en el curso 2001-2002, con discreto desempeño. En junio de 2003 anunció su marcha del club vizcaíno para dirigir al FC Schalke 04. Solamente al principio de su carrera se mantuvo más de dos temporadas en un equipo, siempre de manera discreta ante los micrófonos.

LA RENOVACIÓN DE LA GLORIA RECORRIENDO ALEMANIA

Con la veteranía y prestigio más que ganados, volvió a casa en 2006, al Borussia Mönchengladbach. Luego probó suerte en el Bayer 04 Leverkusen y un par de años después, 2011, comenzaba su nueva incursión en el poderoso Bayern de Múnich.

En 2012, el Allianz Arena sufrió el severo golpe de ver festejar a otro club la consecución de la Orejona frente al propio Bayern. Un año más tarde, y con un equipo plenamente consolidado, los Ribéry, Schweinsteiger y compañía buscaron el asalto de la dichosa copa en Wembley, frente al eléctrico Dortmund de Jürgen Klopp.

Borussia Dortmund y Bayern Munich intentaron renovar la gloria europea conseguida, – contra Juventus y frente al Valencia respectivamente-. Fútbol potente, lleno de vida y alegría, contra la calidad, disciplina y muchas ganas de revancha. Arjen Robben saldó su deuda particular con el fútbol marcando el gol de la victoria a pocos minutos del final. El triunfo significó la quinta ‘Orejona’ para el Bayern y Jupp Heynckes entró en el club de los entrenadores que han ganado la justa europea con dos equipos diferentes.  José Mourinho (Oporto e Inter), Ottmar Hitzfeld (Borussia Dortmund y Bayern) y Ernst Happel (Feyenoord y Hamburgo) completan el selecto conjunto. La temporada se cerró con un triplete para el Bayern, el mejor adiós posible.

EL (SEMI) ADIÓS DE JUPP HEYNCKES

Apasionado de los ‘media-punta’ y enfermizo de la planeación estratégica de los partidos, Heynckes dejó la pizarra para que Guardiola tomase el mando del poderoso equipo muniqués. Durante la semifinal de 2014 entre el Real Madrid y el Bayern de Múnich, el ex-entrenador declaró frente a las cámaras de Canal+ que se retira definitivamente de los banquillos, tras más de cincuenta años dedicados al fútbol.

Tras el paso de Guardiola y Ancelotti, Jupp Heynckes ha abandonado su soledad para salir al rescate del equipo con el que lo ha ganado todo en este inicio de temporada 2017/18. Aun le quedan muchos capítulos a la historia de Heynckes en los banquillos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here