El estadio de Saint-Dénis estaba listo para otra gran noche de fútbol e historia el 11 de julio de 2016. Los franceses querían revivir aquellos cabezazos de Zidane contra Brasil en el Mundial de 1998, esta vez en una final contra la Portugal de Cristiano Ronaldo.

El conjunto del director técnico Fernando Santos no partía como uno de los favoritos del torneo, a pesar del artillero madridista. Se clasificaron a los octavos de final de la Eurocopa con tres empates y bastantes dudas. El resto del torneo tampoco las esclareció pero tras ganar a Croacia en octavos, a Polonia en penaltis en los cuartos de final y a Galés en semifinales, los lusos cogían el boleto para final, donde esperaban los locales dirigidos por Deschamps. Griezmann o Pogba estaban llamados a hacer historia.

Comenzó el partido y tras quince minutos lo peor ocurrió para Portugal. Cristiano Ronaldo se retiraba lesionado de la rodilla, entre lágrimas, tras un lance con el francés Payet. Todo indicaba que Francia se llevaría su Eurocopa. Pero los de Santos aguantaron firmes, con Pepe como general. Al llegar al minuto 80 de partido y con la prórroga a la vista, los portugueses comenzaron a creer que podrían sacar algo si, después de todo, el marcador seguía sin goles. La segunda parte de la prórroga trajo consigo a un héroe insospechado, en el minuto 109 el delantero portugués Eder recogió un balón en la frontal del área y tras un par de amagos, sacó un violento disparo que batió a Lloris. Francia no pudo hacer más y gracias al gol de Eder, Portugal por fin alzaría su primer trofeo internacional.

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here