mes que un club
Camp Nou. Fotografía de Luis Miguel Bugallo Sánchez. Licencia CC BY-SA 3.0

No se puede asegurar que el lema que hoy luce el solemne Camp Nou tenga un porqué oficial. Es el orgullo, la gente, la masa social, el barcelonismo y el mundo del fútbol quienes lo dotan de significado. Como todo en la vida, la frase Més que un club tiene una historia, un origen,  un contexto.

PRECEDENTES. LA ERA LLAUDET

En junio de 1961, Enric Llaudet accede a la presidencia del F.C. Barcelona, tras unas elecciones en las que únicamente votaban los socios compromisarios. Gana apretadamente, 122 a 98, a su rival, Jaume Fuset. Pero Llaudet, empresario textil, como tantos  otros en la historia del Barça, encuentra un Club roto, económicamente hundido y deportivamente marchito.

Tras la venta del mejor jugador de la plantilla, el ya balón de oro Luis Suárez –que se suma a la marcha de Kubala, Ramallets o Tejada–, la política austera, la desprofesionalización de las demás secciones –con la desaparición del baloncesto incluida–, o la recalificación de los terrenos de Les Corts, se consiguieron sanear las cuentas del Club, tapando así la mala situación culé en cuanto a títulos durante esta primera etapa: solo una Copa del Generalísimo en la temporada 62/63.

Tras su cómoda reelección en el 65, la situación deportiva no mejoró (una Copa de Ferias en el año 66), si bien relanzó la idea de la Escuela de Jugadores, la precuela de la Masía, y el trofeo Joan Gamper. Pero una fuerte oposición interna hizo que en septiembre de 1967, a los dos años del inicio del segundo mandato, Llaudet convocara elecciones anticipadas para enero del año siguiente, apelando a una unidad culé que arreglase el Club y lo hiciese resurgir.

EL DISCURSO QUE CAMBIÓ LA HISTORIA. ‘MÉS QUE UN CLUB’

A esta unidad se agarró Narcís de Carreras, amigo de Llaudet, que el 17 de enero de 1968 comenzaba su breve pero en cierto modo importantísima presidencia del Barcelona.

Narciso –así se le conoció durante su vida–, que ya había formado parte de la directiva azulgrana como vicepresidente en las juntas de Montal padre y Enric Martí, con quien tuvo una destacada intervención en el famoso ‘caso Di Stéfano‘, pronunció ese día, durante la toma de posesión, un discurso que sin duda pasó a la historia del club:

“Mi emoción en este momento, la emoción de llegar a la presidencia de nuestro estimado club, la emoción de sentirme al lado del amigo Llaudet, y de la Junta que tan dignamente ha representado al Club durante estos años, no es posible explicarla. Yo vengo a la presidencia del Barcelona con todo aquel entusiasmo que vosotros pudierais pedir. El Barcelona es algo más que un club de fútbol, el Barcelona es más que un lugar de esparcimiento donde los domingos venimos a ver jugar al equipo; más que todas las cosas, es un espíritu que llevamos muy arraigado dentro, son unos colores que estimamos por encima de todo y esta emoción de venir a presidir este momento del Barcelona que tan bien nos deja el amigo Llaudet, hace que pocas palabras pueda encontrar para daros a todos las más expresivas gracias. (…)”.

LA CONTROVERSIA. ¿QUÉ SIGNIFICA ‘MÉS QUE UN CLUB’?

El auge de la frase fue a partir de 1973 cuando Agustí Montal, hijo del nombrado líneas atrás y sucesor de Carreras en la presidencia, la utilizó como eslogan electoral durante la campaña de reelección: El Barça es ‘quelcom més que un club de futbol’ (‘algo más que un club de fútbol’). Y ganó.

Pero, ¿qué quiso decir Narciso con que el Barcelona era Més que un club de fútbol? La dimensión social del F.C. Barcelona, tanto por repercusión a nivel mundial como en el ámbito polideportivo lo avalan literalmente. Pero más allá, muchos piensan que la frase es el nexo del sentimiento del pueblo catalán con el club de la propia tierra. Así, el artículo 4º de los estatutos del Club, recoge lo descrito. Tanto lo polideportivo como el arraigo a Cataluña:

“Las finalidades del Club son:

1. Principalmente, el fomento, la práctica, la difusión y la exhibición del fútbol, así como del baloncesto, balonmano, hockey sobre patines, hockey, hockey sobre hielo, patinaje artístico sobre hielo, atletismo, baloncesto para minusválidos físicos, béisbol, fútbol sala, rugby, voleibol y ciclismo.

2. Complementariamente (las finalidades del Club son), la promoción y la participación en las actividades sociales, solidarias, culturales, artísticas, científicas o recreativas convenientes y necesarias para mantener la representatividad y la proyección pública de que goza el Club en Cataluña y en todo el mundo, fruto de una tradición permanente de fidelidad y servicio a los socios, a los ciudadanos y a Cataluña”.

Lo cierto es que el expresidente Carreras, lejos de los aires secesionistas que sobrevuelan hoy la institución culé y el Camp Nou, era bastante afín al régimen franquista. Fue procurador en las Cortes franquistas y secretario del político catalán Francesc Cambó. Además, plasmó sus ideas políticas en este artículo de opinión publicado en La Vanguardia el 1 de octubre de 1960, Día del Caudillo, en el que entre otras cosas, dijo:

“Sirviendo a España es como mejor trabajamos por Cataluña. La grandeza de la Patria debe constituir la ilusión de los españoles de todas las latitudes y el servicio a España la obligación de todos los ciudadanos. (…) Hoy no existen en España los partidos políticos, pero sí existe la grandeza política en la más alta acepción de la palabra. El Generalísimo Franco barrió todo lo que se oponía al resurgimiento de la Patria y nosotros, los españoles, tenemos el deber de ofrendar nuestra vida para engrandecer, con la vitalidad de una actuación, a esa España, a la que debemos querer con la pasión de unos hijos dignos.(…) Hoy, Día del Caudillo, debemos meditar sobre nuestra conducta para acertar en nuestra actuación. Debemos ofrecer nuestra colaboración y nuestro esfuerzo perseverante, leal y entusiasta. La Patria lo reclama y el Generalísimo lo merece”

 

Pincha aquí para ver el artículo original de la hemeroteca de La Vanguardia 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here