Hace tiempo el fútbol era denostado por la mayor parte de los intelectuales. Poco queda de aquel sentimiento que acorralaba a un deporte aclamado en todo el planeta por millones de personas. Despojado este aislamiento, el mundo de la cultura y el fútbol se han acercado para formar un binomio  admirado y estudiado. Quizás se haga más extraño verlo como elemento principal de una exposición en el museo, pero hay que seguir derribando barreras. Esto es lo que ha hecho la exposición ‘Nous sommes foot‘, abierta al público en el Museo de las civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (Mucem) de Marsella desde el pasado 11 de octubre. Su propuesta es atrevida: ¿qué tal si olvidamos todo lo que sabemos de fútbol?

¿Y si volvemos a los orígenes de un deporte que, a pesar de estar contaminado por el negocio, permanece sobre todo, una actividad capaz de generar amigos, unir un distrito o una ciudad, incluso una nación, aunque cada día los problemas políticos y sociales separen a la gente?

 

La exposición estará disponible hasta el 4 de febrero de 2018 y cuenta con el apoyo de la Federación Francesa de Fútbol. ¿Qué se puede encontrar? Cuenta con más de 300 objetos, fotografías o vídeos de los que disfrutar. Éstos aluden de una u otra manera a la unión que existe entre el fútbol, el mediterráneo y sus gentes (“Desde las calles de marsella o París, a los puertos de Estambul o Atenas, o en las playas de Málaga”).

La cultura hooligan es una de las protagonistas. Incluso hay expuesta una barra de hierro utilizada en un enfrentamiento entre ultras rusos e ingleses en la pasada Eurocopa.  Al margen del fanatismo, se puede encontrar al Zidane de los Guiñoles. También pasa por la intensidad con la que se vive el fútbol en Marsella, con su trasfondo antifascista, la solidaridad y activismo latentes, o la parte más económica y dudosa de la profesionalización del fútbol hace ya décadas.

“Vemos pasión, religión, sentimiento de pertenencia, violencia, género, política, economía…”, resume Florent Molle, uno de los comisarios de ‘Nous sommes foot’, en una entrevista concedida al propio museo. “La idea es que todos estamos involucrados con el fútbol, especialmente la gente que odia el deporte. No podemos ignorar que el fútbol es el deporte más popular del planeta (…) Es mucho más que un deporte”, contextualiza.

Gilles Pérez, director y productor de documentales, es el otro comisario. “Cuando era reportero tenía una “contraseña” infalible que utilizaba para romper el hielo con civiles o militares: «Soy de Marsella, de donde Zidane»”, recuerda. “Hay gente que cree que el fútbol es solo un epifenómeno, sin valor para un museo. Queremos que quede claro que el deporte necesariamente refleja la realidad social y política”, incide.

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here