Raúl anotó un total de 15 goles frente al FC Barcelona y los celebró de todos los estilos. Desde besarse el anillo hasta señalar su nombre y dorsal, como hizo en la recta de final de su etapa en el Real Madrid. Sin lugar a dudas el silencio que provocó en el Camp Nou el 13 de noviembre de 1999 es la celebración más recordada del 7′ blanco. Suyos fueron los goles que abrieron y cerraron el marcador en aquel empate a dos, y en el último de ellos dejó este capítulo para la historia de los Clásicos: Raúl mandó callar a la afición culé.

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here