rui costaPara muchos entendidos del fútbol, la personificación ideal de un «número 10» sería el ya retirado Rui Costa. Talentoso futbolista nacido en la localidad Amadora, Portugal. El mítico Eusebio percibió algo especial en un niño de cinco años haciendo una prueba para el Benfica, Rui Costa jugó en los equipos inferiores del club luso hasta 1990, más adelante iba a ganar la Liga Portuguesa y la Copa de Portugal.

La elegancia, técnica  y madurez futbolística hicieron que la Fiorentina hiciera una importante propuesta económica que el Benfica no pudo rechazar. Militó cinco años en La Fiore. Mostró toda su calidad y ganó Copa y Supercopa Italiana. Fue nombrado «el 10» de la Serie A compitiendo con un joven Zidane que disfrutaba de Turín.

Desde Milán asomaban la nariz y tras la quiebra de la Fiorentina en 2001, el club rossonero se hizo con los servicios de Rui firmando en ese momento el traspaso más caro en la historia del club de Berlusconi, 36.600.000 €. Es aquí donde se puede considerar el clímax de su carrera, degustó a los milanistas con varias campañas regadas de talento, clase y buenos resultados, ganó un título de Serie A, una Copa de Italia, dos Supercopas (italiana y europea) y la Champions League en la temporada 2002-2003 contra la Juventus.

Formó parte de una prometedora camada de jóvenes que compartieron durante años los vestuarios de las selecciones juveniles de Portugal, fue la época de Figo, Fernando Couto, Vítor Baía o Nuno Gomes. Siempre prometedora y agradable a la vista pero poco efectiva resultaba la selección lusitana de estos años, una clara intención de hacer buen fútbol pero un considerable grado de inexperiencia en la otra mano.

MILAN, BENFICA Y RETIRADA DE RUI COSTA

La carrera y palmarés de Rui Costa no corrieron con mucha fortuna, en plena etapa de apogeo y madurez en su fútbol arribó al Milán un tal Ricardo Kaká que al tiempo se iba a convertir en una sensación mundial y Balón de Oro. Rui se mantuvo siempre al margen, siempre profesional y presente cuando se requería. Pasaron un par de años y aunque su nivel y ritmo en la cancha bajó, su profesionalidad se mantuvo intacta y siguió regalando detalles de todo el fútbol que poseía. En 2006 volvió al Benfica, se retiró el 11 de mayo de 2008 y se volvió el director deportivo del club.

Cosas del fútbol, caprichoso como siempre, quizás si Rui Costa hubiera jugado en otra época, hubiera fichado por otro club, nacido en otro país, su historia podría estar siendo contada de manera distinta. Todos los que pudimos disfrutar de la  clase del luso tendremos la tarea de no olvidar al jugador que le hizo, como pocos, honor a su posición.

Comparte
Periodista, Co-fundador y co-director de Football Citizens con un grupo de amigos que comparten la pasión por el balón.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here