Tifo-Atletico_TINIMA20140422_1186_5Dejémonos de una vez de mascaradas. En estas últimas semanas hemos vuelto a vivir, desgraciadamente, la violencia generada a raíz del fútbol. Y otra vez más ha costado una vida. Pero esto no es algo que deba ser aplicable al deporte. Ni se puede achacar a la pasión por unos colores.

Mucha gente quiere enmascarar su naturaleza violenta vistiéndola con los colores de un equipo de fútbol, o de unos ideales políticos. Lamentablemente, estas dos características son las que definen a casi todas las peñas ultras de fútbol, que no son más que burdas excusas para justificar una pelea de vez en cuando y dar rienda suelta a su xenofobia e intransigencia. 

Todas estas cosas no tienen cabida, no sólo en el deporte, sino en la vida, en una comunidad de gente normal.

La mayor parte ve en su equipo una forma de entretenimiento sano, una “piquilla” con los rivales deportivos y poder algún día disfrutar de los triunfos que esos colores puedan brindarle ya sean grandes o pequeños.

Por mi parte soy ovetense y oviedista desde niño y colchonero de adopción, ya que llevo más de una década viviendo en Madrid. Haber vivido en esta ciudad la pasión que los atléticos de toda la vida tienen por su equipo, escuchar en el Calderón a la mayor parte de la grada llevar en volandas a su equipo y sentir retumbar dentro del pecho los cánticos a los jugadores y los aplausos por darlo todo en el campo no me dieron opción. Me enamoré de inmediato del Atleti.

Pero nada de todo eso es algo que se tenga que mezclar con la violencia. Si una afición quiere rivalizar con otra, debe ser la que más anime a su equipo cuando las cosas no van tan bien. Debe estar ahí para apoyar a sus jugadores y premiarles su esfuerzo, aunque a veces los rivales sean mejores y se pierda. Debe saber también ser campeona y reconocer la valía del rival. Eso es lo que una buena afición de fútbol debe hacer y no buscar cánticos que hieran a los rivales. Mucho menos llegar a las manos y llevarse la vida de gente de por medio. Eso no es afición por el deporte. Eso es barbarie. 


Miguel Rodríguez Collado

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here