Hace un tiempo solicitamos a una representante del Córdoba en Europa como María de la Paz Aguilar que definiera lo que, para nosotros, son los tres elementos fundamentales de una hinchada: aficionado, afición y estadio. El resultado son estas preciosas líneas con las que todo aficionado del equipo blanquiverde se sentirá identificado.

Fotografía de www.soydelcordoba.com
Fotografía de www.soydelcordoba.com

CORDOBESISTA

Viña, Algar, Emilio Juanito, Dani, Puche, Quini, Javi Prieto, Gallego Loreto, Quero, Torres, Xavi Moro y Barajas. Año 1997. Yo tenía 15 años y fue la primera vez que empecé a escuchar del Córdoba. Poca gente nacida en los años 80 en Córdoba sabía siquiera de la existencia de un equipo, o prefería ignorarlo, hasta esa edad. El ser de un equipo de Primera División en esta ciudad durante toda nuestra vida no ha sido una traición al Córdoba CF, sino la necesidad de ver fútbol de calidad durante 20 años. En tu colegio, tu barrio nunca habrías encontrado camaradería diciendo que eras del Córdoba, pero sí bajándote las medias como Gordillo en las pachangas del recreo o cortándote el pelo como Ronaldo, el gordo. En esta ciudad, somos autodidactas del sufrimiento en el fútbol. Nos hemos forjado una afición, en muy pocos casos heredada como en las grandes ciudades. Somos yonkis de la derrota, y sufrimos de un síndrome de Estocolmo que nos aferra a un equipo que nos quita más que darnos.

CORDOBESISMO

Es una afición que siempre ha dado más de lo que ha recibido, en la modesta forma que un grupo de aficionados de una ciudad estancada y con una tasa enorme de paro puede hacerlo. Más con voluntad que con cabeza. Lo irracional por encima de la lógica. Muy masacrada por directivas que han venido a lucrarse, como en muchos otros clubs. Pero en este caso de un club que al ser pequeño se siente como en propiedad de cada socio. Como si cada aficionado cotizara en bolsa con este equipo y de él dependiera el éxito personal de cada uno. El aficionado ha hecho más por aunar a esta afición y crear conciencia de club que cualquier cargo. Cordobesismo es viajar a ver a tu equipo sin recibir muchas veces ni el propio reconocimiento de los jugadores. Es dejarte la voz un domingo pensando que ella va susurrar al jugador a dónde tirar el penalti para que lo marque. Es creer en algo y tener algo por lo que vivir. Hay quién no lucha por nada más. Algo a lo que aferrarse.  

ARCÁNGEL 

Es las Cuevas de Nerja, un búnker de los años 40 en Alemania, lo que está al final del caleidoscopio. Donde nada se ve por fuera, salvo una pared de cemento como los edificios en construcción. Sin alma sin ninguna identidad. Donde todo lo que te hace vibrar o llamar la atención está de puertas a dentro. Simplemente un estadio más, al que se ha ido rellenando de sentimiento y de significado y del que jamás quieras separarte. Una pérdida más dolorosa que una derrota. Otra más.

Comparte
Licenciada en Traducción e Interpretación de inglés y Máster de Estudios Avanzados en Gestión Deportiva por la FIFA. Travel Manager del Sevilla FC.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here