jurgen klopp
Jürgen Klopp como entrenador del BVB. Fotografía de Tim Reckmann. Licencia CC BY-SA 3.0

“Yo no solo quiero ganar, ¡también quiero sentir! Muchos de nuestros ‘fans’ recorren 800 kilómetros para vernos y vivir algo especial. Hay que ir a todo gas. Lo hemos llamado fútbol a todo gas. Queremos derrochar vitalidad”

 

Así sentencia Jürgen Klopp, un entrenador alemán que se ha ganado el crédito de la Europa futbolística gracias a colocar bajo su dirección al Borussia de Dortmund entre los cuatro mejores equipos del continente.

Klopp, nacido en Stuttgart el 16 de junio de 1967, disputó minutos profesionales como jugador antes de convertirse en entrenador. Toda su carrera deportiva la desarrolló en el Mainz 05, de la Bundesliga 2, donde jugó desde 1989 hasta el 2001, es decir, 12 temporadas.

Ya por aquel entonces se podía comprobar que Kloppo entendía el fútbol de un modo peculiar, puesto que en 1995 decidió anunciar que quería pasar a desenvolverse como defensa central en lugar de delantero, posición que había ocupado el resto de su vida. Se ganó el puesto, y fue como defensor como finalizó sus días en el rectángulo de juego.

En 2001 acontecía algo importante para el devenir del fútbol alemán: el Mainz 05 anunciaba que Klopp, que se retiraba, la siguiente temporada pasaría a ser el entrenador del club. Un caso parecido al de Unai Emery en el Almería: jugador que se convierte en el capitán del barco con tan solo 33 años, todo un reto.

PRIMEROS AÑOS DE KLOPP COMO ENTRENADOR

Necesitó tan solo tres temporadas Jürgen para conseguir ascender al Mainz a la Bundesliga, la máxima categoría del fútbol alemán. La entidad no había conseguido disputar la Bundesliga en toda su historia, y Klopp en tres temporadas había hecho dos cuartos puestos y finalmente un tercero que le colocaba en el epicentro del fútbol de su país.

Tras la primera temporada en Bundesliga donde el conjunto terminó en undécima posición, el Mainz 05 recibió una invitación de la UEFA.  Como premio a su fair play, les invitaban a participar en la previa de la Copa de la UEFA . “Si no tienes dinero y, a pesar de todo, quieres calidad, tienes que ser valiente. Y hemos fichado a jugadores muy jóvenes. Formamos una comunidad muy fuerte”, decía Klopp, quien gracias a la invitación hacía de nuevo historia: colocar al Mainz en una competición europea –eliminado por el Sevilla-.

En la temporada 2007-08 Klopp no conseguía mantener la categoría y el Mainz 05 finalizaba decimoctavo, consumándose así el descenso. Sin embargo, Jürgen Klopp decidió no aceptar ofertas más beneficiosas para su futuro y dirigió al equipo en su vuelta a la segunda división. No consiguió ascenderlo de nuevo, pero ya había demostrado sus credenciales y valores, y un histórico equipo teutón como es el Borussia de Dortmund se fijaba en él para conseguir alzar el vuelo de una institución campeona de Europa que estaba en horas bajas. “Cuando el club casi había sido rescatado (financieramente) se dieron cuenta de que había que recobrar vitalidad. Y buscaron un entrenador vitalista, que apuesta por un fútbol vivo, que se divierte, que ríe a pesar del descenso del Mainz 05…”, confesaba el alemán.

ETAPA BVB

Y ya lo creo que consiguieron lo que buscaban. En las dos primeras temporadas devolvió al equipo a Europa, además de arrebatarle al indiscutible Bayern de Münich la Copa Alemana en su primer año al frente del club. Desde el primer día logró impregnar de un espíritu renovado a un vestuario alicaído, haciendo gala de su gran habilidad para gestionar grupos. “Mis jugadores son amigos míos, pero yo no soy amigo suyo. Eso no funciona”,  admite.

En la temporada 2010-2011 Jürgen guió al Borussia a conquistar el séptimo título liguero de su historia. Lo hizo con siete puntos sobre el segundo clasificado, el Bayern, y Kloppo fue elegido como mejor entrenador de la temporada. La siguiente conseguiría revalidar el título, este aún más especial: con 81 puntos se convertía en el equipo que más puntos había conseguido sumar en la historia de la Bundesliga. Y, por si fuera poco, lograba batir al Bayern en la final de la Copa por un abultado 5-2. Conseguía así el primer doblete de la historia del Borussia. Récords, récords y más records de Klopp, quien decía esto sobre el doblete: “Es mejor de lo que jamás me habría imaginado conseguir”.

Sin embargo, Jürgen  sabe que lo que te convierte en verdaderamente una referencia en el fútbol mundial es la Champions League, y su equipo había finalizado cuarto en la fase de grupos a pesar del doblete. “Teníamos que ofrecer estos resultados internacionalmente para que ahora nos miren todos los periódicos ingleses. El año pasado celebramos una doble victoria y no interesó a nadie. Arrebatamos ocho puntos al Bayern, los derrotamos 5-2 en la final de la Copa. Y el mundo entero dijo: “¿y qué?”. Y llega la Champions, vencemos al Madrid, vencemos al City y ahora nos miran todos”, dijo.

Actualmente el Borussia de Dortmund se encuentra a las puertas de reeditar el éxito cosechado en la final de 1997. Frente a la Juventus de Zidane, Vieri o Del Piero, el BVB logró su primera y única Liga de Campeones. El primer gran esta campaña fue vapulear en el Westfalen al Real Madrid por un contundente 4-1. La fortaleza exhibida no se desvaneció en el Santiago Bernabéu, a pesar del 2-0 encajado en los minutos finales. Un larguero de Robert Lewandowski personó el silencio el el feudo blanco e hizo temblar al equipo de Jose Mourinho.

La próxima meta es asaltar Wembley. En frente estará el Bayern, que busca cerrar con triplete la última campaña de Jupp Heynckes. Todos los focos, ahora sí, sobre los pupilos de Klopp. No conocemos lo que sucederá, pero sabemos que el Borussia nos brindará otro partido intenso, del “fútbol total” que dice Kloppo. Y es que, al fin y al cabo, los equipos tienen la personalidad de su entrenador.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here