tragedia chapecoense brasil

El hito más relevante en el mundo del fútbol del año 2016, desgraciadamente, no ocurrió en una cancha. El 28 de noviembre, la Associação Chapecoense de Futebol viajaba a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional. Tras una escala en Bolivia, el avión se aproximaba a suelo colombiano cuando los pilotos informaban de escasez de combustible y la posterior situación de emergencia que culminaría con el avión estrellándose en las montañas. El fatídico accidente dejó 71 muertos, entre jugadores del Chapecoense, cuerpo técnico del club, directivos, familiares y periodistas.

La tragedia aérea del Chapecoense conmocionó al mundo entero y lo siguen haciendo las historias de los supervivientes como Alan Ruschel, Jackson Follman o Helio Neto. El Atlético Nacional pidió a la CONMEBOL otorgar el trofeo al club brasileño, que fue declarado campeón de la Copa Sudamericana más gris. El club se enfrenta a un proceso de reconstrucción casi absoluto, que está contando con gestos solidarios de varios clubes y jugadores de todo el mundo.

Desde que abandonaron la Serie D brasileña (cuarta división) en 2009, el ascenso del Chape fue meteórico y en 2013 regresarían a la máxima categoría del país. Una progresión que seguía en marcha y que tras alcanzar una final continental, quizás ya se habían ganado el cielo.

Por si fuera poco, el fin de año 2016 ha traído otra tragedia con un equipo de fútbol implicado. El barco en el que viajaba un modesto club de la aldea ugandesa de Kaweibanda naufragó en lago Alberto, al oeste de Uganda, dejando un mínimo de 30 muertos, entre jugadores, cuerpo técnico y seguidores del equipo. Viajaban a la localidad de Runga para jugar un partido amistoso y habían decidido viajar por barco por “seguridad”.

Comparte
Página web de fútbol, historia y cultura. Los mejores partidos, jugadores y relatos. Periodismo deportivo. Fútbol escrito

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here